Skip to content

Mumia Abu-Jamal comenta sobre su noveno libro: Murder, Inc.: Empire, Genocide and Manifest Destiny*

2015/12/12

freedom-for-fighters2-cslp-barcelonaTal vez les sorprende saber que está por salir un libro de historia inspirado por Howard Zinn, escrito por mí, Mumia Abu-Jamal en colaboración con el documentalista Steven Vitorria.

El título les informa del contenido. Asesinatos, S.A. : Imperio, Genocidio y Destino Manifiesto.

El libro es una mordaz crítica del “imperio americano”, un diagnóstico de una corrupta patología. Su propósito es dejar las cosas en claro, educar, aclarar,  animar, y hasta entretener a la gente frente a las corrupciones del imperio – las corrupciones que van desde los primeros pasos de Cristóbal Colón sobre la isla de la Hispaniola hasta el ataque asesino de ayer perpetrado por un avión teledirigido (dron).

Está escrito para la juventud, como una alternativa a la mala educación ofrecida en sus escuelas. Está escrito en el espíritu de Zinn, con un sabor picante. Es el producto de años de trabajo — Murder, Inc.

Del capítulo “Lamentar las corrupciones del imperio”

Dijo la novelista, poeta y dramaturga inglesa, Doris Lessing: “Cuando yo era niña, la idea de que el imperio británico pudiera terminar fue absolutamente inconcebible. Y de pronto, desapareció. Como todos los demás imperios”.

Dijo el emperador y filósofo romano, Marco Aurelio: “Si miran al pasado, con sus imperios cambiantes que ascendieron y cayeron, pueden prever el futuro.”

Uno de los persistentes ciclos de la historia es el de los imperios que dominan la mayoría de la población del mundo.

La misma palabra “imperio”, y el concepto fundacional subyacente, vienen del latín y se definen como “poder y autoridad”.

Cuando una entidad gobernante se designa  “un imperio” por la élite intelectual a cargo de tales definiciones, hay unas reglas básicas que respetar y varios criterios que deben cumplirse.

Un gobierno en poder se clasifica como “un imperio” si la entidad domina y tiene poder sobre importantes masas terrestres muy pobladas, especialmente si la población es étnicamente y culturalmente divergente del poder imperial. Un soberano o una oligarquía debe regir el imperio.

(Veamos un ejemplo del mundo de los deportes.) Muchos aficionados del equipo “Boston Red Sox” en el estado de Massachusetts viven con temor y aversión a lo que llaman “el imperio del mal” o “el imperio malvado”. No es una referencia histórica a la vieja Unión Soviética, sino un término despectivo contra el club de beisbol del Bronx Sur, conocido como “los Yanquis de Nueva York”, la verdadera franquicia oligárquica del pasatiempo nacional.

Esta actitud de la buena gente de “la nación Red Sox” es instructiva de dos maneras. En primer lugar, el uso de la palabra “malvado” es contradictorio, porque acusan a los Yankis de ser la fuerza tras “mamá y el pay de manzana”. Sus oponentes en realidad  han tenido mucho éxito en el capitalismo…apoyado por la mayoría de los estadounidenses….quienes  están dispuestos a financiar guerras en todas partes del mundo. Muchos están dispuestos a tomar armas y masacrar a gente que no conozcan para ayudar al gobierno de Estados Unidos proteger a sus amos capitalistas y sus intereses empresariales asociados…

Además, está claro que usan el término “imperio” de manera peyorativa para describir algo que desprecian. Sin embargo, con cada gota de sangre roja/blanca/y azul que corre por sus venas, creen y apoyan al imperio más grande y violento que jamás haya dominaba el tercer planeta del Sol. Por cierto, es el primer imperio que ha creado un escenario catastrófico que amenaza a la mera existencia de la especie humana.

El disidente Noam Chomsky en su reciente obra maestra, Hegemonía o Sobreviviencia: El dominio mundial de EEUU, plantea dos opciones para la población del mundo. Chomsky escribe que “Uno puede discernir dos trayectorias en la historia actual. El primero hacia la hegemonía –actuar de forma racional dentro de un marco doctrinal que amenaza a la supervivencia.   El otro se dedica al pensamiento que otro mundo es posible”.

Esto es el imperio, al estilo estadounidense. Adherirse al “excepcionalismo americano” y su dominio global, o enfrentar el pelotón de fusilamiento. Está bastante claro.

También hay una distintiva característica compartida por todos los imperios en el curso de la historia. Todos y cada uno de ellos desaparecen. ¿Y qué es lo que queda? Ruinas desmoronadas y monumentos manchados que retratan a gobernantes convertidos en polvo…

*Un fragmento del comentario grabado por Prison Radio el 20 de agosto de 2015. “Lamenting the Corruption of Empire (Murder Inc.) By Mumia Abu-Jamal  –© ‘15maj

http://www.prisonradio.org/media/audio/mumia/lamenting-corruption-empire-murder-inc1202-mumia-abu-jamal

No comments yet

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: