Skip to content

2015/07/02

Saludos a todas y todos. Esperemos verlos este domingo 4 de julio en un evento por la ibertad para Mumia Abu Jamal!

Recordemos que el 3 de julio de 1982, después de que un jurado lo encontró  culpable de un crimen que no cometió, el “juez de la horca” Albert Sabo, miembro vitalicio de la Orden Fraternal de Policía, les animó a los integrantes del jurado a tomar una rápida decisión para condenarlo a muerte para que todos pudieran ir a casa a festejar el fin de semana del 4 de julio, Día de Independencia de Estados Unidos.cartel-4-de-julio-2015

Lo hicieron.

Ahora 33 años después, que la vida de Mumia corre peligro, ahora que la muerte por negligencia médica lo ronda, apoyaremos su libertad inmediata en un evento que se llevará a cabo en El 77 Centro Cultural Autogestivo a tres cuadras del Metro Cuauhtemoc.  Abraham Gonzáles No. 77.  1 pm Tianguis Cultural Jungla S7aba Expo-Venta, conferencia de prensa 2 pm, proyección de un nuevo documental 2:30 pm, tokin 5 pm Batallones Femeninos, Hijos de Maiz, Black Fury Ft. MasIrie, Entrada Libre en , Caigan! Difundan!!

Si no has agregado tu firma a la carta adjunta que presentaremos ese día con firmas, no es tarde. Sólo envía tu firma individual y/o de un colectivo en una respuesta a esta dirección: espirales@riseup.net

¡Libertad para Mumia Abu-Jamal!

¡Presas y presos políticos libertad!

¡Muerte a la carcel!

Esta lista es para difundir traducciones de escritos de Mumia Abu-Jamal e información sobre su caso y los casos de otros presos y presas políticas, igual que información sobre actividades en su apoyo y en oposición al sistema carcelario. Amig@s de Mumia de México

Escribe una carta a Mumia a:

Mumia Abu-Jamal #AM8335 / SCI Mahanoy / 301 Morea Road / Frackville, PA 17932

*********************

“No voy a decirle a la gente qué hacer o cómo organizarse. Ya sabe hacerlo. Creo en la gente. La gente nunca te falla. Hace lo correcto porque sabe en su corazón lo que es correcto. Mis respetos.” –MAJ

*********************

Carta abierta por la vida, salud y libertad de Mumia Abu-Jamal, agrega tu firma

Para:

Barack Obama, Presidente de Estados Unidos       president@whitehouse.gov

Tom Wolf, Gobernador del Estado de Pensilvania     governor@pa.gov

John Wetzel, Director de Correcciones, Pensilvania   ra-crpadocsecretary@pa.gov

Mumia Abu-Jamal, uno de los presos políticos más reconocidos del mundo, está gravemente enfermo. El ex Pantera Negra, periodista y escritor ––encarcelado durante más de 33 años por un crimen que no cometió–– casi murió el pasado 30 de marzo al entrar en un estado de choque diabético. En efecto, Abu-Jamal ahora enfrenta la amenaza de una ejecución estatal por negligencia médica.

El 9 de diciembre de 1981 Mumia Abu-Jamal fue herido de bala, detenido, encarcelado y luego sentenciado a muerte por el asesinato del policía Daniel Faulkner en Filadelfia a pesar de insistir en su inocencia. Pasó casi tres décadas en el aislamiento del corredor de la muerte en condiciones ahora reconocidas como tortura por defensores de derechos humanos como el Arzobispo Desmond Tutu y el Relator Especial de la ONU Juan Mendez. En los años ’90 el masivo apoyo internacional paró su ejecución dos veces. En 2011 la Suprema Corte declaró la pena de muerte inconstitucional definitivamente, lo que indica que Mumia Abu-Jamal nunca debería haber pasado un solo día en el corredor de la muerte y que el Estado le debe su libertad inmediata. Pero en lugar de hacer justicia, la Suprema Corte convirtió su sentencia a cadena perpetua sin la posibilidad de libertad provisional, una forma de muerte lenta.

Durante los 33 años y medio de su encarcelamiento, Mumia Abu-Jamal ha resistido un intento tras otro para no ser silenciado por la Orden Fraternal de Policía. Ha escrito nueve libros, dos de los cuales están por salir, y más de 2,000 radioensayos. Ahora, él desafía los límites del dolor y debilidad física para seguir escribiendo y grabando sus ensayos.

Al principio de su crisis médica actual, con sus niveles de glucosa y sodio altísimos, Mumia Abu-Jamal había bajado de peso 30 kilos, sentía mucho dolor, estaba temblando fuertemente, respiraba con dificultad, hablaba con dificultad, y su piel era de color negro azabache. Sin aviso a su familia, fue trasladado dos veces a hospitales fuera de la prisión, donde fue encadenado a su cama. Las autoridades prohibieron toda visita y se negaron a dar información sobre su condición a su familia, amigos y abogados. Aunque sus niveles de glucosa en sangre se han estabilizado y se siente un poco mejor, Mumia Abu-Jamal todavía tiene mucho dolor y usa silla de ruedas. Sólo debido a la presión pública, los médicos de la prisión han dejado de darle un medicamento que le había causado muchos problemas y ahora le dan una dieta diabética. Ha podido recibir unas pocas visitas y llamadas telefónicas. Sin embargo, hasta la fecha el Departamento de Correcciones no cumple con las demandas de permitirle una revisión por un doctor independiente, darle acceso a los records de los hospitales, darle un diagnostico de su enfermedad o permitirle visitas y llamadas sin restricciones con sus familiares, doctores, abogados y seres queridos. Nosotros los abajo firmantes instamos al Director John Wetzel a implementar estas demandas para revertir una ejecución médica.

Sin embargo, Mumia Abu-Jamal sólo tendrá la posibilidad de recuperarse plenamente estando fuera de la prisión. Nunca se habría enfermado si no hubiera estado encarcelado injustamente. Las injusticias en su proceso son bien documentadas por grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional. Entre ellas, el juez Albert Sabo dijo el primer día de su juicio original en 1982 que él iba a “ayudarles a freír el nigger”. En cualquier verdadero sistema de justicia, esto hubiera sido motivo para desechar el caso antes de que el proceso empezara. Pero durante el juicio, el fiscal Joseph McGill y el juez Sabo, integrante vitalicio de la Orden Fraternal de Policia, ocultaron pruebas exculpatorias del jurado y utilizaron la membrecía de Abu-Jamal en el Partido Pantera Negra para espantar al jurado y lograr su condena a muerte. En vista de estas gran injusticias, exacerbadas por la urgencia de su crisis médica actual, nosotros los abajo firmantes llamamos al Gobernador de Pensilvania Tom Wolf a ordenar su libertad inmediata.

El caso de Mumia Abu-Jamal tiene ramificaciones nacionales e internacionales debido al amplio apoyo global que ha recibido, a la naturaleza emblemática del caso con respecto a decenas de otros presos políticos encarcelados durante décadas en Estados Unidos y a miles de presos sociales que también sufren horrorosas condiciones de salud, por no mencionar las constantes denuncias que Abu-Jamal ha hecho sobre el encarcelamiento masivo de hombres negros y el monstruoso sistema carcelario estadounidense ahora exportado a muchos otros países del mundo. En un momento cuando el movimiento “Black Lives Matter” se extiende en Estados Unidos, es hora que el presidente tome medidas para frenar la impunidad policiaca rampante en las comunidades negras y latinas de Estados Unidos y en el caso de Abu-Jamal. Nosotros los abajo firmantes llamamos al Presidente Barack Obama a hacer todo lo que sea necesario para lograr la libertad de Mumia Abu-Jamal.

Junio de 2015

Amigos de Mumia de México

(y una larga lista más de organizaciones y personas)

https://trabajadoresyrevolucion.wordpress.com/2015/07/01/mexico-tianguis-cultural-y-conferencia-de-prensa-sobre-crisis-medica-de-mumia-abu-jamal-4-de-julio-13-hrs/

No comments yet

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: