Skip to content

Hoja informativa repartida en Bilbo: La vida de Mumia Abu-Jamal está en grave peligro!!!

2015/04/15

_MG_9066Durante varios meses, Mumia no se ha sentido bien. En enero, fue castigado por los guardias que tuvieron que despertarlo de un sueño profundo cuando él no apareció para el conteo de presos. Durante dos semanas, no pudo recibir llamadas o visitas y no pudo salir al jardín a tomar ejercicio.

Tratamiento equivocado
Durante ese periodo Mumia reportó una erupción de eczema por todo el cuerpo con ampollas y úlceras sangrantes. El tratamiento proporcionado por el personal de la prisión provocó una severa reacción que lo dejó con la piel áspera y agrietada. Estuvo en la clínica durante dos semanas donde se negó a recibir vistas porque se estaba quedando dormido durante las visitas.
A pesar de haber tomado tres muestras de sangre, las autoridades carcelarias fallaron en diagnosticar debidamente su diabetes.
30 de marzo
El 30 de marzo de 2015, Mumia entró en shock diabético y se desmayó en la prisión. Fue trasladado al Centro Médico de Schuylkill, sin aviso a sus familiares. Las autoridades prohibieron toda visita y se negaron a dar información sobre su condición a su familia, amigos y abogados. Se inició una campaña de llamadas telefónicas para exigir visitas e información.
Ley Mordaza aprobada
Ese mismo día se realizó en la ciudad de Harrisburg, Pensilvania una audiencia sobre la Ley de Revictimización, conocida como la Ley Mordaza, aprobada en diciembre del 2014, uno de muchos intentos de silenciar a Mumia Abu-Jamal.
31 de marzo
El martes 31 de marzo, se realizó una conferencia de prensa afuera del hospital para denunciar el trato dado a Mumia. Después, su esposa Wadiya y su hermano Keith pudieron visitarle durante 30 minutos cada uno. Durante las visitas Mumia estaba encadenado a su silla. A Pam Africa, anotada en el archivo médico de Mumia como su contacto médico de urgencia, no le permitieron ninguna visita.
1 de abril
El miércoles 1 de abril, el Departamento de Correcciones de Pensilvania anunció la creación de una nueva regla arbitraria y caprichosa, la cual dice que sus familiares inmediatos sólo serán permitidos visitarlo una vez a la semana. El miércoles, Bill Cook (el hermano menor de Mumia) y Jamal Hart (el hijo mayor de Mumia) lo visitaron. Encontraron la condición de Mumia inquietante. Jamal Hart salió del cuarto después de 10 minutos, angustiado de que su papá sintiera tanto dolor. Bill Cook reportó que Mumia estaba muy enfermo. Respiraba con dificultad, sufría dolor, tenía sed y estaba temblando. Una mano estaba encadenada a la cama. Sin embargo, a pesar de su condición delicada, Mumia fue trasladado de regreso a la prisión a las 7 p.m.
Diabetes
Se reportó que el día que se desmayó en la prisión, Mumia tenía un nivel de azúcar en la sangre de 779 – casi llegando al nivel de 800 que indica un coma diabético. Su nivel de sodio también era elevado al nivel de 168, el cual pudo haber resultado en su muerte. Estuvo encadenado a su cama durante toda su estancia en el hospital.
3 de abril
El viernes 3 de abril los familiares y simpatizantes de Mumia Abu-Jamal se reunieron afuera de la prisión SCI Mahanoy, donde realizaron una conferencia de prensa y algunos pudieron visitarlo durante una hora. Keith Cook, Johanna Fernandez, Orie Lumumba, Abdul Jon y Mike Africa reportaron que Mumia llegó a la sala de visitas en silla de ruedas, que su espíritu estaba fuerte pero que había bajado de peso 34 kilos, que su piel era de color negro azabache, que estaba temblando fuertemente al final de la visita y que le dificultaba hablar — aunque sí les recordó del poder del pueblo.
Caravana de apoyo
El mismo día, los activistas fueron en caravana al Departamento de Correcciones de Pensilvania, donde lo hicieron claro a la Secretaria de Prensa que no dejarán de presionar al DOC hasta que Mumia reciba el tratamiento que necesita urgentemente. Exigieron una reunión con el Director del Departamento de Correcciones John Wetzel para el lunes 6 de abril.
6 de abril visita
El lunes 6 de abril algunos compañeros viajaron de nuevo al Departamento de Correcciones. Fueron hostigados en el estacionamiento y no les permitieron ver a Wetzel, pero hicieron una protesta afuera.
El mismo día Pam África, Johanna Fernández y Abdul Jon visitaron a Mumia en la prisión de Mahanoy. Reportaron que Mumia sigue siendo muy débil y su nivel de azúcar sigue fluctuando, pero parece que se siente un poco mejor. Aunque estaba en la silla de ruedas durante toda la visita, se esforzó en ponerse de pie para que le tomaran dos fotos. Les contó que el día anterior se había caído en el baño y quedó en el suelo durante 34 minutos hasta que un preso y un guardia lo encontraron ahí. También les contó que justamente antes de la visita, los doctores le dieron una doble inyección de insulina, tal vez para que apareciera más enérgico de lo normal. Este dato es preocupante porque una sobredosis de insulina puede ser peligrosa.
Mumia les contó a sus visitas que miles de pensamientos llenan su mente pero sólo puede concentrar en uno a la vez. Dijo que ha aprendido que por siempre haber tenido una constitución robusta, no ha valorado tanto la centralidad de la fuerza enérgica de la vida.
Los compañerxs compartieron con Mumia algunas cartas escritas para él por estudiantes de New Jersey. Se rió entre dientes al leer algunos extractos de las cartas conmovedoras.
Solidaridad internacional
Se han realizado acciones de apoyo en Mexiko, Francia y Alemania y esta semana está programado una serie de acciones nacionales en Estados Unidos. La campaña de llamadas telefónicas sigue para exigir visitas regulares y atención médica de calidad por doctores independientes.

La historia del preso Mumia Abu-Jamal
En 1981, la policía y fiscalía de Filadelfia incriminaron al ex Pantera Negra por el asesinato del policía Daniel Faulkner. En 1982 le dieron una sentencia a muerte a pesar de su inocencia. Mumia sobrevivió casi tres décadas en el corredor de la muerte en condiciones de aislamiento ahora reconocidas como tortura por la ONU.
En los años 90 la presión ejercida por un amplio movimiento social pudo impedir la ejecución de Mumia a manos del Estado.
En 2011 la Suprema Corte de Estados Unidos declaró su sentencia de muerte inconstitucional. Al no poder asesinar a Mumia de manera oficial, las autoridades jurídicas lo sentenciaron a cadena perpetua, es decir lo consignaron a un “corredor de la muerte lenta”.
Ahora, en vísperas de su cumpleaños 61, su vida está en grave peligro. Las autoridades han intentado de muchas maneras evitar que él siga en la lucha social a través de sus ensayos, mensajes solidarios y libros. Todavía lo quieren muerto. Si lo pueden lograr por la negligencia médica, no dudarán en hacerlo.

Nuestra demanda por su libertad es más urgente que nunca. También exigimos un tratamiento médico de calidad con doctores independientes, una dieta saludable, y visitas de apoyo de su familia, amigos y abogados.
Nos sumamos al esfuerzo internacional para impedir la ejecución médica de Mumia Abu-Jamal. Peleamos por su salud, vida y libertad.
No a la ejecución médica de Mumia Abu-Jamal!

Euskal Herriko Mumiaren Lagunak

-Apirilaren 12an, igandea 12:00-15:00: Infor-Mahaia Goizalde, Bilbo Zaharra Plazan

-Apirilaren 15an, asteazkena 11:30: Prentsaurrekoa/kontzentrazioa puente peatonal del mercado de Bilbo

-Apirilaren 24an, ostirala: Mumia Abu-Jamalen urtebetetzea

Kontaktua:
http://www.mumiaaske.wordpress.com // mumiaaske@gmail.com

No comments yet

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: