Skip to content

Mumia Abu-Jamal, un preso internacional y vigente

2014/05/07

mumia pintando[Mexiko] Más de 32 años de lucha de colectivos y organizaciones lograron sacar al periodista y activista afroamericano Mumia Abu Jamal del corredor de la muerte; en abril de 2014, cuando se cumplen 60 años de vida del ex Pantera Negra, el objetivo sigue siendo “la libertad”, exigida en México y otros países con una serie de actividades político-culturales, define Carolina, de Amigos de Mumia México.

“La supremacía blanca es parte del sistema de poder en Estados Unidos, y es un factor” para que Mumia Abu Jamal continúe en prisión, pero sobre todo, el prolongado castigo es un escarmiento, “pues no quieren que los jóvenes tomen el camino que él tomó cuando era muy joven y que ha seguido toda su vida”, considera la integrantes de Amigos de Mumia. “Por eso lo mantienen a él y a muchos otros presos políticos en prisión. No quieren rebeliones ni movimientos sociales fuertes”.

En los eventos en su honor, Mumia Abu Jamal fue llamado ejemplo de dignidad y resistencia, y se prometió sacarlo de la cárcel. Para explicar tal relevancia de un preso, la activista Carolina indica que Mumia, en sus escritos semanales, llama a luchar especialmente contra el encarcelamiento masivo en Estados Unidos, “pero también es muy solidario con otras luchas que están en pie; a veces escribe en apoyo a los maestros o a los zapatistas, por ejemplo”, todo desde la celda en la que suele pasar largos periodos confinado en solitario.

El activista de la liberación negra lleva más de 32 años en prisión. Mumia Abu-Jamal fue detenido el 9 de diciembre de 1981 en Filadelfia, culpado del asesinato del policía blanco Daniel Faulkner “por los mismos policías que lo habían vigilado desde sus días con los Panteras Negras en los años sesenta”, recordó el colectivo de apoyo. Fue condenado a muerte bajo las órdenes del juez Albert Sabo, miembro vitalicio de la Orden Fraternal de Policía. Es conocido el episodio donde Sabo dijo a un colega que le ayudaría a “freír al negro”. “Desde el año 2011, Mumia Abu-Jamal no está condenado a la muerte rápida por inyección letal, sino a la muerte lenta en prisión bajo una sentencia de cadena perpetua”, señaló el colectivo Amigos de Mumia México.

Una vez cumplidas todas las apelaciones en su caso, las posibles vías para sacar de prisión al también escritor de títulos como En vivo desde el corredor de la muerte, necesitan de la aparición de nuevas pruebas y, sobre todo, de la solidaridad internacional, considera Carolina, quien explica que la condena a Abu Jamal –prisión perpetua, la mayor parte de la cual la ha pasado en aislamiento- consiste en tortura, por lo que tendría no sólo que ser liberado, sino indemnizado.

Desde el primero momento de la detención del entonces Pantera Negra, la Orden Fraternal de Policía impulsó su ejecución y posteriormente la prisión perpetua, además de las campañas de opinión en su contra, sobre todo en su ciudad, Filadelfia (lo llaman “el asesino de policías”, aunque las evidencias apuntan a su inocencia). La activista señala que algunos integrantes de esta Orden se convirtieron en jueces, fiscales e incluso uno, en gobernador, lo que fortalece los ataques propagandísticos contra el periodista.

El caso de Abu Jamal repuntó en los años noventa, cuando se le dio fecha para ser ejecutado. “La conciencia de las injusticias en su caso, así como la lectura de su pensamiento y actuar desde la celda, impulsó a la conciencia de mucha gente”, valora la integrante de Amigos de Mumia.

La celebración de un hombre libre 

El mismo Mumia Abu Jamal definió a los eventos en su honor como un acto al mismo tiempo de celebración y protesta “para celebrar la resistencia al complejo industrial carcelario y a los tribunales que han bendecido este monstruoso proyecto con una pátina de legalidad”. Los tribunales, acusa, apoyan “al gobierno, a las corporaciones, a los ricos, a lo establecido. Ellos apoyan al propio sistema del cual forman parte”. El periodista y activista llamó a construir un movimiento que logre cambios en el sistema de represión.

El ex Pantera Negra agradeció a la gente que tomó su causa que, reconoce, ha sufrido represión: “Estoy aquí, entre los vivos, debido a cada uno de ustedes, personas conocidas y desconocidas, que se han unido con nosotros en esta batalla por la vida, libertad y justicia”. La lucha por su libertad, iniciada desde el mismo momento de su detención a finales de 1981, ha tenido logros: “Las luchas como ésta demuestran lo que es posible y lo que no hemos terminado. Ellos se han visto obligados a re-escribir algunas leyes debido a nuestra lucha”.

En México, las celebraciones-protesta incluyeron una rodada ciclista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una marcha al reclusorio Norte, la exhibición de películas en el centro cultural Faro de Oriente, un baile en el tradicional Salón Bombay –que atrajo a una multitud de jóvenes interesados en el caso- y un acto frente a la embajada de Estados Unidos, donde se dieron cita activistas y artistas que son constantes en la demanda de libertad para el ex Pantera Negra.

La bailarina Argelia Guerrero ofreció una coreografía compuesta expresamente para la ocasión, bajo una canción en inglés que reclamaba “Looking for freedom” (Buscando la libertad). El dúo de Eva Palma y Roberto cantó una pieza también elaborada para el cumpleaños 60 del preso, en la que expresaron que “no hay inyección letal para la libertad”. La cantante Vickyna Azul señaló que el cumpleaños 60 del preso lo encontró en prisión, pero que él está “con nosotros, en cualquier parte del mundo”.

Globos negros soltados al vuelo llevaron volantes que relatan los pormenores más importantes del caso, y se recordó también a dos habituales de los eventos por Mumia, ahora ausentes: Francisco Kuykendall, muerto a consecuencia de una agresión policial recibida el 1 de diciembre de 2012, y Teodulfo Torres, testigo del mencionado caso y ahora desaparecido. En las rejas de la embajada, el rostro del ex Pantera Negra, sonriente, presidió el evento, junto con una manta con los rostros del resto de presos políticos de las cárceles estadunidenses.

Completaron la celebración el cantante Cayo Vicente, que llamó a Mumia Abu Jamal un ejemplo de dignidad y resistencia. “Tenemos que sacarlo fortaleciendo la solidaridad. Felicidades hermano, te vamos a sacar”, prometió. Siguieron con palabras de aliento más artistas, como el grupo Danza en Resistencia, Grupo Tecolote, Taller del Sur y otros, que no pudieron actuar por la inclemencia del tiempo. Para finalizar, las palabras solidarias llegaron desde las prisiones de México: Álvaro Sebastián, preso loxicha; Mario González, preso anarquista; y José Alejandro Bautista Peña.

No comments yet

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: