Skip to content

Patraña fiscal

2013/02/04

paraiso fiscal[Mumia Abu-Jamal] Al ver a los medios de comunicación corporativos hace un mes, escuchamos un suspiro de alivio cuando se evitó por poco el llamado “precipicio fiscal”.

Pero como hemos dicho, todo el rollo fue una creación del Congreso, una obra de teatro política y falsa alarma para proteger a los de arriba ––los ricos y los super-ricos.

Lo que se pierde en todo la propaganda publicitaria sobre los impuestos, es que a las corporaciones nunca les ha ido tan bien.

En los 1940s, ¿saben cuál fue la tasa de impuestos corporativos? 50%.  ¡Sí, 50%!

En los últimos años ha permanecido debajo de 10%, pero  en realidad, muchas corporaciones no pagan nada. Cero.

Eso se debe a lo que el escritor Mark Zepezauer llama  wealthfare –asistencia social para los ricos.

En su libro publicado en 2004, Take the Rich Off Welfare (Quiten a los ricos el subsidio social),  Zepezauer documenta cientos de casos donde las corporaciones compran a los políticos, escriben sus propias leyes, y si no hay otro remedio, huyen a las Islas Caimán donde se benefician de millones de dólares en deducciones de sus ingresos sujetos a gravamen.

Hace casi una década, Zepezauer documentó el hecho de que casi 600 bancos y más de 30,000 compañías abrieron oficinas simuladas en Las Islas Caimán. ¿Para qué?,  Para evadir impuestos. Es sencillo.

Zepezauer escribe:

Se estima que hay activos estadounidenses  que valen $3 millones de millones de dólares en fondos colocados en los paraísos fiscales.  Alrededor de $800 mil millones de dólares de estos, solo en las Islas Caimán,…un centro financiero que rivaliza con Nueva York, Londres y Fráncfort.  Bermuda ha ayudado a compañías que antes eran estadounidenses a evitar el pago de grandes cantidades de impuestos.  Tyco Internacional evadió  $400 millones de dólares de sus impuestos. Ingersoll-Rand también eludió el pago de $40 millones.*

Es cierto que existe una crisis fiscal en Estados Unidos, pero ésta se debe a décadas de recortes de impuestos y a la doctrina de la desregulación desenfrenada.

Se hizo posible por el alquiler (o compra) de políticos.

Ha destrozado los presupuestos federales y estatales.

Es decir, ha funcionado precisamente como estaba contemplado.

{*Fuente: Zepezauer, M., Take the Rich Off Welfare (Cambridge: South End Press. 2004), pp.32-3}

 © ’13 Mumia Abu-Jamal

6 de enero de 2013

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

No comments yet

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: